Primeros auxilios: maniobra de Heimlich para salvar vidas

Se acerca el fin de año, oportunidad en que las familias se reúnen para compartir regalos, un brindis y por supuesto, una cena. Pero a pesar de la felicidad que puede provocar el momento, es imprescindible conocer maniobras y técnicas de primeros auxilios, que ante un accidente, puede marcar la diferencia en salvar una vida.

La maniobra de Heimlich, también llamada Compresión Abdominal, es un procedimiento, que en términos simples, permite la desobstrucción de la vía aérea cuando un trozo de comida, un chicle o algún objeto pequeño queda atascado en el conducto respiratorio. Es una técnica de vital importancia que la población conozca y sepa cómo realizar, puesto que si nos encontramos en una situación en que alguien de nuestro entorno se atraganta durante una comida, esa persona puede estar en grave peligro si no se le realizan primeros auxilios de forma rápida.

¿Cómo realizar la Maniobra de Heimlich de manera efectiva y segura?

El procedimiento va a variar en su ejecución según si el paciente es adulto o pediátrico, puesto que en el caso de niños, la presión que se ejercerá en el abdomen debe ser menor, para no generar una lesión que empeore la emergencia.

Tomando en cuenta lo anterior, la maniobra de Heimlich, en adultos se realiza de la siguiente manera:

  1. Colóquese detrás de la persona y rodéele con sus brazos a la altura de la cintura.
  2. Cierre una mano y coloque el nudillo del dedo pulgar en lo que se conoce como “la boca del estómago”.
  3. Sujete el puño con la otra mano.
  4. Realice una presión hacia adentro y hacia arriba, esto provocará un aumento en la presión del tórax, por tanto una salida de aire que tendrá como efecto la expulsión del objeto atascado.
  5. Repita el proceso hasta que se haya logrado la desobstrucción o llegue asistencia médica.

     

En Clínica Tarapacá tenemos para ti nuestro Servicio de Urgencia disponible para ti 24 horas y 7 días a la semana.