Dermatóloga llama a consultar tempranamente ante lesiones que pueden derivar en cáncer de piel

  • Entre 50% y 90% de esta patología es causada por radiación solar, muy alta en Iquique, por lo que especialista de Clínica Tarapacá enfatiza la necesidad del uso de filtro solar, observación de lunares para detectar signos de alerta y rápida consulta.

El agradable clima de Iquique tiene una contraparte negativa, y es la alta exposición a la radiación solar de sus habitantes, siendo una zona que tiene mayor incidencia de cáncer de piel en relación al resto del país. En Chile, el cáncer es la segunda causa de muerte, pero en la Región de Tarapacá es la primera, de acuerdo a un estudio del Ministerio de Salud de 2018.

Por ello, los iquiqueños deben adoptar medidas de autocuidado permanente para reducir el riesgo de sufrir esta patología, siendo las más importantes la aplicación varias veces al día de filtro solar y observación regular de lunares y eventuales lesiones en la piel, cuero cabelludo y mucosas para detectar señales de alerta.

“En el cáncer de piel, los pacientes suelen esperar muchos meses o años para consultar, y el problema esencial que tenemos los dermatólogos es que el paciente se automedica mucho en su casa, siempre hay alguna cremita que se aplican y que no resuelve el problema y así pasa el tiempo, y cuando finalmente viene a la consulta, la lesión está muy avanzada”, advierte la doctora Georgina Maldonado, dermatóloga de Clínica Tarapacá.

La radiación solar tiene una alta asociación con el desarrollo de cáncer de piel, ya sea carcinoma basocelular, carcinoma escamoso y melanoma maligno. Entre 50% y 90% de los cánceres de piel están causados por las radiaciones ultravioleta.

“El principal problema es que la población no tiene concientizado el uso de filtro solar. Aunque estemos en cuarentena en la casa, debemos usar bloqueadores solares porque la luz ultravioleta atraviesa las cortinas. Hay que usar bloqueador con factor de protección solar mayor de 30 y aplicarlo desde que me levanto, cada 4 horas si estoy en el interior de la casa u otro lugar, y cada 2 horas al estar en el exterior. La última aplicación debe hacerse alrededor de las 5 de la tarde”, explica la especialista.

El cáncer de piel con mayor mortalidad es el melanoma, que suele comenzar con una lesión muy pequeña. Por ello, la doctora recomienda prestar atención a los factores que hacen sospechar que puede haber algo malo: asimetría de un lunar, bordes irregulares, más de dos colores en un lunar, diámetro de más de 6 milímetros y evolución y cambios en el aspecto del lunar.

Recalca que “es importante que el paciente sepa que, si se hace un diagnóstico temprano, la expectativa de vida es igual para un paciente con cáncer de piel que sin él. Si el diagnóstico tarda mucho, generalmente conlleva tratamientos quirúrgicos mayores, secuelas estéticas y metástasis en algunos tipos de cáncer como el melanoma”.

Clínica Tarapacá cuenta con especialistas en dermatología para atender oportunamente las consultas de la población, especialmente en estos momentos en que la emergencia sanitaria mantiene suspendida la atención dermatológica en el sector público.